Nuestro Proceso de Elaboración

Recepción de alcohol de Melaza 96° G.L.:

El alcohol de Melaza es utilizado para la elaboración de Rones y Licores, se obtienen de la siguiente manera:

  • Selección de la materia prima (Mieles o Melaza).
  • Transformación del azúcar contenido en la Melaza en alcohol etílico, por las levaduras en el proceso de fermentación.
  • Separación y purificación del alcohol etílico en el proceso de destilación.
El alcohol de Melaza recibido en Alcoholes y Añejos Monagas C.A., proviene de 4 destilerías ubicadas en diferentes estados del país, previo a la orden de pedido se realiza una inspección a las destilerías, para garantizar que la materia prima (alcohol) cumpla con los estándares de calidad establecidos.

Cuando llega la cisterna a la planta es verificado mediante estrictos controles de calidad, análisis físico-químicos, cromatográficos y sensoriales, de acuerdo a la conformidad de los parámetros, es aceptado para luego ser llevado a grado de barril entre 50° G.L., 60° G.L. y 66° G.L. Este mismo alcohol es utilizado para la preparación de los Licores de Ron y Licor de Brandy.




Las barricas en las que se añejan los rones Calazan son de Roble Blanco Americano proveniente de Kentucky, Estados Unidos. Estas son enviadas armadas y desarmadas, las que son armadas manualmente por el equipo de tonelería de la planta, muchas de ellas previamente fueron añejadas con alcohol de Whisky, siendo favorable para nuestros Rones porque la madera ya viene curada.

Antes del llenado de las barricas, las mismas son evaluadas visual y sensorialmente, de presentar alguna contaminación son sacadas del lote para realizar previamente un lavado, luego son vaporizadas entre 10 a 15 minutos, se dejan enfriar, se llenan de agua entre 12 a 24 horas, se hace el vaciado y por último se evalúa sensorialmente, para su aprobación final.

Para verificar que la barrica no presenta fuga, se realiza una prueba con presión de aire interno, colocada la barrica verticalmente y la parte superior del fondo completamente llena de agua, para así verificar que no haya fuga o que salgan burbujas de aire, cuando ambos lados son chequeados y no hay presencia de fugas, las barricas son aprobadas y se autorizan para llenarlas de alcohol a los diferentes grados 50° G.L., 60° G.L. y 66° G.L.

En el proceso de fabricación del Ron, específicamente durante el vaciado de las barricas envejecidas, se evapora de forma natural entre 7% y 8% de alcohol interanual, lo que comúnmente llamamos el impuesto de los Ángeles.

Posterior al vaciado de las barricas, cumplimiento de la edad óptima de maduración (2 años mínimos) y fórmula de vaciado del Ron, el líquido es enviado a diferentes tanques donde reposan de 12 a 24 horas, para obtener un mejor casamiento entre las bases; dependiendo del producto son mezclados los blends livianos, semipesados y pesados, siempre manteniendo la fórmula del producto final a 40° G.L.

En planta y específicamente en el área de blending contamos con una cantidad de tanques de acero inoxidable de diferentes capacidades (55.000 L, 20.000 L, 10.000 L y 5.000 L), los cuales usamos para productos terminados, recepción de alcohol etílico a 96° G.L., Jarabes Alcohólicos, Maceración de Virutas, Caramelina Alcohólica, etc.

En el proceso de Recepción de Alcohol, Llenado de barricas, Envejecimiento, Vaciado de Rones envejecidos, al cumplir la edad legal, está presente un Agente Autorizado por el SENIAT que es el ente encargado de realizar el control fiscal exigidos por la legislación venezolana para la fabricación de bebidas alcohólicas.




Sus atributos

A la vista: Ron de color dorado intenso hasta un color castaño rojizo.

Al olfato: En su perfil aromático, resaltan notas de madera tostada, que se conjugan con aromas de frutas rojas maduras, ciruelas que se asemejan al Brandy de Jerez para dar un extraordinario cuerpo y balance.

Al sabor: En boca ligeramente suave, con notas de frutos secos en armonía con sutiles y definidos aromas a roble tostado, con persistente y elegante final.


Calidad

Su calidad está respaldada y garantizada por el sello de calidad que le otorga la Denominación de Origen Controlado (D.O.C.) de Ron de Venezuela. Asimismo, está en proceso de Certificación por la Norma ISO 9001: 2015, el cual tiene como alcance el desarrollo, preparación y envasado de bebidas alcohólicas destiladas y/o envejecidas.

Producimos un Ron Añejo excepcional, compuesto por 15 diferentes tipos de Blends envejecidos entre 2 y 6 años en barrica de Roble Blanco Americano.
Las diferencias entre los Blends del Ron Special, Ron Añejo y Ron Premium, son los años de envejecimiento, esto se ve reflejado en el resultado del sabor, olor y textura. Sin embargo, la estructura sigue siendo la misma.

El Ron Special, es un ron que sirve para ser mezclado
y preparar diferentes tragos.

Los Rones Añejos o Estándar, son ideales tomarlos en las rocas, en vaso corto, también sirve para elaborar un extraordinario cuba libre y/o tomarlos con mezcladores como soda, aguaquinas o combinaciones para preparar diferentes tragos.

Los Rones Premium, se recomiendan tomarlos secos
a temperatura ambiente en copa balón.

Catas

Una cata de cualquier producto alcohólico, es básicamente una manera de obtener un estímulo sensorial, el cual le da el catador, a través de los sentidos de vista, olfato y gusto, información sobre el producto que está analizando, en nuestro caso el ron, bien sea durante su proceso de elaboración o como producto terminado.

La cata de los destilados o bebidas espirituosas, entre las cuales podemos incluir el ron, es un procedimiento sumamente complejo donde la Coordinadora de Calidad Investigación y Desarrollo, y el Maestro Ronero no solo deben ser capaces de identificar las características o factores que reflejan la calidad del producto, sino que también deben recordar y comparar dichas características con los estándares del alcohol, mezcla del ron que se está catando. También la cata nos permite identificar si el producto está alcanzando los valores organolépticos deseados.

Preparación de las muestras de licores y rones para su evaluación sensorial:

Para la evaluación sensorial se emplean distintos métodos y/o técnicas como la comparación de pares, en la que se requieren dos catadores entrenados capaces de emitir juicios objetivos sobre el producto evaluado.

En la preparación de la muestra se emplean copas limpias, sin olores extraños, se dispone de 50 ml del producto diluido a 20° G.L. aproximadamente, permitiendo un reposo de 15 minutos antes de la cata, en esta se incluye el producto a evaluar y la muestra que se tiene como patrón. Posteriormente los catadores mezclan ambas copas hasta confundir las muestras, se llevan a la nariz, se buscan las fragancias y aromas del producto, se decide por la que se parezca más al patrón. La técnica consiste en evaluar la muestra 5 veces al olor y 3 al sabor, en el resultado obtenido los catadores deben confundir la muestra pues de lo contrario existe diferencia significativa y se rechaza el producto.